APUNTES MITÓMANOS. ELVIS PRESLEY y Frank Sinatra

 

 

 ¿Qué ocurriría si Gotzila se enfrentara a King-Kong…? –

¿Qué maravillosa ventura podría traernos a los cinéfilos si Humpfrey Bogart siguiera haciendo pelis con alguno de los mejores actores del monento…?
Bueno, aunque esto no lo sepa mucha gente, ocurrió algo aún más gordo. No fue ninguna catástrofe, fue una muestra de mútuo respeto y amistad entre dos de los personajes más carismáticos del Sg XX.
A uno le llamaban “La Voz”, y al otro “El Rey”.
La pregunta que he hecho es absolutamente real. Sale en una desafortunada película de Kevin Kostner en la que protagoniza al jefe de una banda de canallas que perpetran los atracos a los bancos travestidos de Elvis, con tupé, patillas y todo. En una secuencia, cuando van por la carretera, al más jovencito se le ocurre pedirse, a título conjetural, qué ocurriría si hubiera un “cameo” entre Elvis Presley y Frank Sinatra. Kostner, que es quien conduce, y es más Presley que el propio Elvis, saca un revolver, apunta al chaval y le dice algo así como “ni se te ocurra plantearte semejante memez”. 

Pues bien, resulta que Sinatra, del cual hablaremos con más profundidad en otro capítulo, no sólo colaboró con Elvis en un momento crítico para este, sino que le echó una mano relanzándolo al estrellato perdido. Elvis había interrumpido su carrera durante dos largos años y acababa de llegar de Alemania, donde sirvió al Ejercito. Sinatra estaba en su apojeo y tenía su propio show televisivo. Invitó a Elvis, al cual le faltaba alguna plataforma importante para su regreso a los escenarios. Sinatra no sólo se la ofreció, sino que la financió. Esta histórica actuación de apenas 10 minutos de duración que tiene como colofón el duo entre “El Rey” y “La Voz” rompió todos los récords de audiencia y fue visto por más de 40 millones de personas. Evidentemente, algo así no es ningún secreto, pero ni los jovenes de hoy ni muchos seguidores más veteranos tanto de Elvis como de Frank conocen los hechos ni han visionado la cinta.

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=JXv6M102A4w&NR=1

Bueno, nadie dice nada al respecto, pero me parece muy elocuente que justo antes de lo que quería presentarles, que es la única colaboración entre Sinatra y Elvis, sea Nancy quien de alguna manera, contacte con un Elvis que aún lleva el uniforme militar. A parte de lo comentado anteriormente, esta breve colaboración es interesantísima por varios motivos:

 

Sus estilos son marcadamente diferentes, ya que Sinatra es el rey de los “Crooneys” (que son tipos con americana y pajarita que, aun cantándo con excelente swing y algo showmans, no suelen salirse de este estilo algo más formal), mientras que Elvis, eminentemente Rok’n’Roll Star, demostró ser un todoterreno. Mis preferidas suelen ser menos conocidas, como “guitar man”, que es un estilo “Country” con el personal toque “Rockabilly” con el que El Rey se consagró, aunque meneó la pelvis con todo tipo de géneros (muchos prefieren sus baladas, por ejemplo).

Los americanos tienen un sentido del show inimitable (hay muchos duetos que en principio, nadie se imaginaría que se dieron, y los tenemos con muy buena calidad: Dean Martin (otro “Crooney” con nada más y nada menos que Jhon Wayne!!! -sorprende lo bien que canta Wayne- o alguien tan cañero como el Rey del Soul, James Broown con Luciano Pavaroti. Hay muchos ejemplos). El ejemplo que ofrezco aquí es un extracto (en Youtube, antes de que la SGAE nos lo quite, podreis ver la versión larga), algo deficiente en imagen dadas las limitaciones de la época, pero con un sonido bastante bueno.

Esta desenfadada colaboración fue iniciativa de Sinatra, y es muy orginal porque Franky (blu eyes) interpreta, a su estilo, una canción de Elvis (“Love Me Tender”), mientras que Elvis hace lo proio con una de Sinatra (“Witchcarft”). Al final ambos sincornizan para acabar con los últimos acordes de “Love Me Tender”. Es, simplemente, maravilloso.

 

Nótese que Elvis (en esta ocasión también de smooking) se adapta más al espíritu de “Wishcraft”, pero imprimiéndole su sello propio, con alguno de sus pequeños aspavientos, que hace gritar al paisanaje femenino. Por su parte, Sinatra es genial al darle más “swing” a la balada original de Elvis, es quien marca el ritmo acompasado y quien promueve esa asmósfera mágica de complicidad. En su entrada para presentar la colaboración, si reparais (´yo hablo un inglés muy básico pero lo entiendo), dice al público que Éslvis y él mismo hacen exactamente la misma cosa, sólo que en diferentes áreas (generos, él dice áreas, que también está bien dicho). Bueno, sin más dilación, Elvis Presley & Frank Sinatra

 

Love Me Tender / Witchcraft, 1960

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=gVfXCYk0xSA

Aquí, la canción que Elvis elige en su rentrada en USA en el mismo Show de Sinatra. Lo pongo porque fue uno de los momentos más universales en la historia de la TV americana y porque curiosamente, siendo Frank el anfitrión, el público femenino logra en ocasiones apagar la voz de Elvis, que muy formal en su vestuario, despliega todo su elenco de movimentos y su lenguaje gestual, facial, que es inimitable. Es la primera vez que las cámaras lo enfocan completamente, sin censura, ya que antes de servir en el Ejercito, las emisoras lo enfocaban de cintura para arriba:

“Stuck On You”, Frank’s Sinatra Show

 

 

La relación con Sinatra se mantuvo viva por siempre. Se veían de vez en cuando, aunque no hubo más colaboraciones o no las tenemos registradas. Una intersante, que demuestra el vínculo de Presley con Sinatra, es la secuencia de película en la que Elvis interpreta una canción con Nancy y que concluye en apasionado beso entre los dos. Frank estaba entre bastidores.

Hollywood, “Ain’t nothing lile a song”

 

 

Pero eso no es todo. El Elvis crupuscular de los últimos años interpreta una de las más clásicas de Sinatra, la mítica “My Way”, como homenaje a su autor, a su amigo. El título es también muy acertado, pues todos conocemos la canción “mi camino”, interpretada por dos norteamericanos que desde la nada, forjaron ellos solos su camino, a su manera. El dueto no es producto de una colaboración real en un estudio, sino una de esos montajes en el que las voces se mezclan. Por ello, aunque emocionante, resulta algo desacompasado, pero al fin y al cabo es otra colaboración entre ambos, interesante en cualquier caso, aunque sea por los fotogramas de la vida de Elvis y de Sinatra que acompañan esta versión de…

 

Bueno, las precedentes imágenes de TV eran de 1960. 9 años después, ya con una edad en la que deberían notarse alguna que otra arruga, estaba en su apogeo, con una figura envidiable, enfundado en un modo de cuero en una grabación mítica (apara coleccionistas) en los estudios de la BBC de Londres, donde suscita más jaleo entre las féminas que los Beatles nativos (quienes siempre le idolatraron: en el 65 habían ido a visitarlo expresamente a su casa de Los Ángeles). Las cintas completas de esta grabación de la BBC consituyen una de las maravillas del mundo que deberían ser enviadas al espacio por si algún día alguna remota civilización quiere saber algo de la humanidad. Parece mentira que en aquella grabación, del mismo año en que dicen que Amostrong pisó la luna, con un sonido y una imágen propia de la tecnología actual, Elvis mantenga un tipo tan estilizado que irá perdiendo poco a poco hasta que sólo 9 años después ocurre lo inevitable. De estas imágenes de la BBC, en las cuales tras maratonianas sesiones de grabación Elvis repasa casitodo su repertorio, elijo como ejemplo una que ya he comentado y que me resulta muy simpática porque me da en la nariz que a Elvis también le gustaba por identificarse con ella: aunque siempre estuvo bien (o mal) acompañado fue de alguna manera un solitario, igual que el personaje del título de la canción, “Guitar Man” (el solo de guitarra final, un simple rasgado que no es dificil, fue idea de Elvis para cerrar la canción con un toque más country, muy acertado). Y por cierto, estas referencias no son fruto del azar, el gran espectáculo de “Guitar Man” (los guitarristas de fondo -imágen mítica plagiada en multitud de ocasiones-, en compartimentos como celdas, están basados en la mentada “Jailhose Rock”, que es bien antigua).

GUITAR MAN, BBC, Londres, 1969

 

http://www.youtube.com/watch?v=3iTYIAgV6LI

Recuerden, si han visionado el anterior video con nuestro personaje desmelenado, que ahora avanzamos otros nueve años en el tiempo (dicen que murió en esa fecha) y aquí está irreconocible, obeso, con papada, pantalones de perneras excesivas, enormes gafas naranjas, hasta las cejas de trigliceridos y lentejuelas hasta en los calzoncillos. Incluso solía presentarse o acabar los conciertos (como el de Hawai) ataviado con una capa a lo superman (esto lo copió de James Brown, que era otro egregio ególatra y Rey de lo suyo en el sello Motawn); y cuando no llevaba todo el equipo, había descuidado tanto su imagen que solía gastar chandal, se tomaba algo de bourbon antes de un concierto y llegó a incorporar en su coreografía algunos elementos de Kung-Fú, porque era un admirador de otro gran icono del siglo XX, Bruce Lee. Sin embargo, sigue estando igual de encantador y simpático. Me fastidia que sus imitadores (en Las Vegas la mitad de la gente va como él, y cada año hay concursos de imitadores -algunos buenos-) elijan este look crepuscular para ser reconocido como Elvis. Fue el más desafortunado, estaba mejor en su mono de cuero, en su smooking e incluso en su uniforme militar. Pero daba igual, siempre será el Rey y sus feromonas aún se pueden respirar. Si es cierto aquello de que “los viejos roqueros nunca mueren”, figúrense si no va a ser verdad en el caso del Rey indiscutible. Esto da para un libro y el espacio es limitado, de modo que en este repaso, que incluye mi teoría del 9, les remito para acabar a la que se considera la última actuación de Elvis en directo, el año que nos dejó (bueno, a ustedes, yo le veo en un atolón del Pacífico, en el que aún rasca la guitarra con otros ilustres desaparecidos. Por cierto, a los grunges depresivos no los admitieron, van de fumaos en otro atolón, y apesta porque no se lavan). 1977, “Are you lonesome tonight”, su balada triste que reza “esta noche estas sólo”, un título muy premonitorio de lo que le estaba a punto de suceder. La letra, la canción y la interpretación lo dicen todo: Su voz sigue siendo única, nos pone los pelos de punta, a la vez que observamos como Elvis no se acuerda de la letra, en ocasiones no vocaliza bien, pero como es un profesional del directo (en el 60 cuando hacía algún fallo, lo salvaba igual, riéndose de sí mismo y enmendando la plana sin interrumpir la canción, que es maravillosa). Es entrañable, una despedida muy, muy digna. Elvis forever.

Indianápolis, Indiana’s Market Square Arena, 1977

 

http://www.youtube.com/watch?v=lfgu-FHzuj8&feature=related

 

UNA SÍNTESIS BIOGRÁFICA CURIOSA

 

 

Elvis Aaron Presley

El vaquero-cherokee, que fue un “moderno” chapado a la antigua, icono mundial y Rey de reyes, censurado en su época y querido por todos siempre fue, además, un buen tipo.

 

  

(1937, TUPELO (MISSISSIPPÍ) – 1977, MEMPHIS (TENNESSEE), PASANDO POR GRACELAND, LA MANSIÓN MÁS VISITADA DE EEUU (sólo la supera LA CASA BLANCA)

 

http://www.youtube.com/watch?v=zmlx8JiIYFs&feature=fvw

 http://www.youtube.com/watch?v=LSSoKPxW5kA&feature=related

 

 

 

 
, con los datos biográficos mencionados, solo destacar, al respecto, que desde la cuna sintió ya la pasión por los distíntos géneros que luego conformarían su inconfundible estilo. Sorprende el eclecticismo en que se basa para sentar y asentar las bases del Rocabilly: Blues, Gospel, Doo-Wop, Country, Corridos Mejicanos y… Ópera más un gran conocimiento y devoción por el sonido del folklore cherokee. Todos estos ingredientes unidos al inato talento de un niño que él solito aprendió a tocar la guitarra y a movrse a su manera, premonizaban que Elvis llegaría a hacer algo grande. Gigante. Se “estrenó” a los 9 años en el concurso “Mississippi-Alabama Fair and Dairy Show”, ataviado de vaquero, y 9 años después, a los 18, grabó un inocente vinilo de 3 canciones sin otra intención que dedicarlo a su querida madre (mestiza), con él su popularidad se disparó en Menphis, y a partir de aquí, los magnates de la radio “apadriaron” a este rey midas a cambio de un puñado de dólares y un Cadillac bien fardón. Paso de comentar más datos biográficos, que no es el sitio. Sólo añadir que al ser un artista integral, además de cantante y bailarín, fue militar (conductor de Tanques en Bad Nauhen, Alemania Federal, donde conoció a su futura esposa, Priscilla), actor (más de 30 pelis, inmortalizado como pistolero en un retrato de Andy Warhol), play-boy, buena persona y excelente músico en general (cantidad de Gramys, de números 1 y de ventas que aumentan cada año), al ser un virtuoso de la guitarrista (eléctrica, pero también española), dominar la harmónica y el piano (ver su “unchained melody” en su último concierto, 1977). Aún teniendo como referentes a James Dean y a Marlon Brando, “El Rey” nunca fue un rebelde sin causa (y era de los que tenían causa para serlo: en Tupelo, donde la familia vivía de la caridad de los vecinos, se incendió su casa cuando era niño y tuvo que ganarse la vida de mil maneras) ni uno de esos tipos autodestructivos, existencialistas y bipolares que vinieron luego con todo el rollo de las drogas. Lo suyo fueron excesos desencontrolados no planificados sin supervisión médica o sin hacerle caso al doctor (un poco como lo de Jackson, su efímero yerno póstumo): barbitúricos para dormir y animarle (su relación con los antidepresivos empezó en el 73 a causa de su divorcio con Priscilla), excitantes para despejarse, y excursi
 
ones con su Jet sólo por el gusto de volar hasta su lugar preferido de hamburguesas, que estaba en otro Estado y sino iba a llegar fría. En sus últimos meses llegó a encerrarse en Graceland tapando las ventanas con papel de aluminio, abonado a las anfetas y con 130 Kg de peso. Pero no nos quedemos con esta curiosidad que con algo de ayuda se hubiera podido enmendar. No está demás esto de incidir en la calidad humana de Elvis (ya se ha dicho algo sobre la de Sinatra, que murió de viejo). Su tragedia es parecida a la de Marilyn. Entre lo mucho que se podría decir está el hecho de que el respeto entre Elvis y los Beatles era mútuo, y sin embargo en ese mismo 1969, Elvis reprocha a los 4 de Leeverpol (habían pasado de ser unos modélicos chicos formales a integrarse en las luces y tiniebras de la cultura hippy) que su cambio de imagen era peligorsa porque podía inducir a la juventud a consumir drogas, una temática que en 1970 Elvis volvió a tratar con el Presidente Nixon en la mismísima Casa Blanca.

 

¿Qué pasaría si se volvieran a encontrar el Iceberg con un Titánic actual…? –

A título de inciso, y como curiosidad, el siguiente documento es harto interesante. Se trata de una conferencia en Fort Dix, el mismo 1960, a punto de licenciarse. Es sólo un sargento que vuelve del puesto más avanzado de la OTAN, pero parece el General Patoon o el mismísimo Heisenhawer comunicando que se ha derrotado a la Alemania Nazi. A Elvis todo lo estuvo bien, hasta los galones de sargento (conductor de tanques, anda menos), que no eran de pega, formaban parte del traje marcial que llevaba y pese al cual, se permitía eludir ese tono grave del ejercito para ser natural, reir y bromerar. Total, ya había cumplido y no le iban a meter en ningún calabozo (hubiera sido peor, porque hubiera revolucionado a la tropa con su “Jailhouse Rock” -El Rock de la Carcel). Lo más curioso es que la chica que le recibe y con la que se le ve hablar es precisamente la hija de Frank, Nancy Sinatra.Fort Dix, USA, 1960

~ por Admin en 19 febrero 2011.

4 comentarios to “APUNTES MITÓMANOS. ELVIS PRESLEY y Frank Sinatra”

  1. Este es un momento previo a la colaboración. Elvis acababa de regresar a los EEUU de su mili en Alemania (ya estaba montado en dolar, pero no se escaqueó, y eso que sirvió en un ejército que exterminó a los suyos. Verifiqué lo que siempre sospeché: por parte de su madre era de ascendencia cheeroky, y se nota en su fisonomía). Es genial tanto en smoking como vestido de preso como enfundado en los últimos modelitos previos a su fallecimiento debido a los excesos. Es de mención recordar que ese programa de TV era de Sinatra, pero las chicas se vuelven locas con Elvis, y aunque aquí vaya como un Dandy, creed si os digo que este lenguaje corporal y movimientos pélvicos aún escandalizaban a muchos puritanos del momento. Sinatra, al que acusaron de estar vinculado con la Mafia, además de un excelente cantante era muy buena persona, activista de los derechos de los afroamericanos y lo que pudieran pensar de la “impúdica irreverencia” de Elvis se la traía al pairo.

  2. muy bien observado y absolutamente de acuerdo. Que lástima, porque ya no quedan artistas integrales como estos, ni de este nivel. For ever

  3. LAMENTO COMUNICAROS QUE NO HAY MANERA PARA PONE ESTO EN ORDEN. EL ARTÍCULO, BIEN ESTRUCTURADO, SE HA LIADO UN POCO Y LAS DIRECCIONES QUE REMITEN A LOS VIDEOS QUE SE INDICAN SE HAN DESPLAZADO. SIEMPRE QUE HABLO DE ALGO POLÍTICAMENTE INCORRECTO SOBRE EEUU PASA LO MISMO, QUÉ RARO!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: